El Opus Dei y la mentira.

Por Ramón Martínez

Una de las armas más peligrosas del Opus Dei es la mentira. Según miembros que han sido víctimas de la secta, con el tiempo, en el Opus Dei  se llega no solo a adquirir el hábito de mentir sino que se acaba siendo un mentiroso patológico. El peligro es que con frecuencia hacen uso de la mentira con fines ilícitos. (Ver mentiras y falsas justificaciones).  Teniendo en cuenta que el PP es el brazo político del Opus Dei, no es de extrañar que los políticos de ese partido abusen de esa fea costumbre de mentir descarádamente y que tanta indignación está causando en la sociedad española.

He intentado clasificar los distintos tipos de mentiras que son relevantes desde un punto de vista penal. Así, he podido diferenciar:

Mentiras de Fraude.
Mentiras de Difamación.
Falsificaciones.
Mentiras de Coacción.
Mentiras de Máscara.
Mentiras de Sedición.

Esta clasificación probablemente se puede ampliar y mejorar, pero en mi opinión, la clasificación que propongo, representa de forma significativa los tipos de mentiras más comunes en esta secta. A continuación voy a explicar cada uno de los tipos de mentiras incluyendo ejemplos y fuentes de referencia.

Mentiras de Fraude:

Este tipo de mentiras van encaminadas a sacar beneficio económico engañando a sus víctimas con argucias como “que los ha elegido Dios”, “que han visto tu vocación a la Obra, que si tú no la ves es por falta de generosidad con Dios” etc. les convencen de lo que Dios quiere o no quiere, de forma que las víctimas terminan entregando sus sueldos y todos sus bienes a la secta. Interesante este testimonio “Ni por asomo te imaginas que bajo esa máscara el Opus Dei esconde a un depredador de bienes y de poder que sólo piensa en su beneficio” (Fuente Mentiras y Falsas Justificaciones). El solo hecho de convencer a alguien de que ha sido elegido por “Dios” para a continuación sacarle el dinero, supone un delito de estafa (art. 248 CP) denunciable en cualquier juzgado. Pero en España las víctimas no tienen defensión por medio de los tribunales, a causa del control que ejerce el Opus Dei sobre el Poder Judicial. A nivel político se ha podido comprobar hasta donde llega la desvergüenza del PP (brazo político del Opus Dei) mintiendo para ganar las elecciones, y una vez conseguido el gobierno proteger los delitos económicos de una forma insultante.

Mentiras de Difamación:

Numerosos testimonios confirman que el Opus usa la mentira para destruir la imagen de quienes les molesta. Interesante este texto:

Pero todo puede tener una explicación: que una secta haya conseguido infiltrarse dentro de la misma Iglesia. Una secta que para sobrevivir necesite constantemente ocupar altos cargos en la organización. Una secta que utilice sistemáticamente la calumnia para conseguir este objetivo: eliminar a los candidatos que no son afines y desacreditarlos para que no les crean cuando intenten hacer ver la realidad a los demás.” (Fuente Opus Libros)

Entre las muchas víctimas de difamaciones, es relevante mencionar al arquitecto Miguel Fisac en su testimonio :

Vuestro Prelado Mons. Echevarría en la documentación secreta de las actas que consiguió comprar el Diario el País a un monseñor del Vaticano, del Tribunal de la Causa de Beatificación de Mons. Escribá de Balaguer, declaraba bajo juramento, que yo no podía declarar porque “presentaba una conducta contradictoria, propia de su inestabilidad emocional y temperamental.” “Se trata de una persona psíquicamente desequilibrada, escrúpulos patológicos con manifestaciones de carácter obsesivo, situación de ansiedad permanente y manía persecutoria, que no ofrece garantías de dar un testimonio objetivo.”

Por la forma que se expresa este cura del Opus, cualquiera diría que es un experto psiquiatra, pero no hay referencias de que lo fuera, como tampoco de que Miguel Fisac recibiese algún tipo de tratamiento psiquiátrico. Pero la intención de desacreditar a esta persona es evidente.

Este otro caso sobre una víctima del Opus es bastante conocido:

Estos dos sacerdotes vienen a decirme que María Angustias Moreno, la autora del libro sobre el Opus Dei que leíste, es lesbiana”. (Fuente Opus Libros).

Según me comentó el sociólogo Alberto Moncada, el Opus ha dejado de calumniar abiértamente, escarmentado por el caso de María Angustias Moreno, por esta razón, en lugar de difamar públicamente, lo que daría lugar a dejarse en evidencia, lo hacen “por debajo”, difundiendo calumnias entre ellos.  Esto es aún peor que las difamaciones abiertas, porque, en muchos casos, las víctimas no se llegan a enterar de las mentiras que se difunden a sus espaldas, lo que impide la posibilidad de defensa. Pero en mi opinión, el Opus, por medio de su partido el PP, sigue difamando abiertamente y con total impunidad, como ha ocurrido con Errejón, Monedero, etc. y contra paises como Venezuela, quienes han sido víctimas de acusaciones que se ha demostrado que eran falsas. Es notable que el opusino Montoro, Ministro de Hacienda, haya difundido información que daña la imagen Monedero pero no ha hecho lo mismo con su “amigo” Rato, o con los jueces con cuentas en paraisos fiscales que se han visto “obligados”, gracias a las listas de Falciani,  a beneficiarse de la  fraudulenta amnistía fiscal del PP.

La peligrosidad de sus mentiras puede ser extrema cuando llegan a calumniar a sus víctimas con denuncias falsas civiles y penales, según testigos en este artículo sobre el Opus Dei.

Falsificaciones:

Una mentira en un documento supone una falsificación. La práctica de falsificar documentos es al parecer bastante habitual en la secta Opus, y yo mismo he sido víctima de falsificaciones en documentos para perjudicarme (ver querella contra Magistrados del Tribunal Supremo).

También se ha demostrado que utilizan falsificaciones para heredar dinero que legalmente no les corresponde (ver Así hereda el Opus Dei)

El título de Marqués de Peralta que consiguió el fundador de la secta, fué mediante una falsificación: “Este documento prueba que la rehabilitación del título por el padre Escrivá se basa en una falsificación.” (enlace al documento)

También se sabe que falsifican la historia según sus intereses.  Por ejemplo: “El grupo [que cruzó los Pirineos durante la Guerra Civil Española] estaba constituido por el Sr. Escrivá, Paco Botella, Pedro Casciaro, José Mª Albareda, Tomás Alvira, Juan Jiménez Vargas, Manuel Saiz de los Terreros y yo. En total éramos ocho. Pero como éste último y yo nos salimos más tarde de la Obra, los biógrafos nos suprimieron y desde entones se dijo que habían sido seis” (Fuente: Nunca le oí hablar bien de nadie. Miguel Fisac).

(Ver más en FALSIFICACIONES)

Mentiras de Coacción:

La utilización de mentiras para coaccionar a sus víctimas es algo ya instituido por el fundador de la secta Opus. Mediante un lavado de cerebro, donde el miedo es un componente importante, se consigue disuadir a las víctimas de cualquier intento de dejar la secta. Solo ver algunas frases como:
—Dejar la Obra es condenarse a la infelicidad temporal y eterna.
—Rezad para que Dios os permita morir antes que dejar la Obra.
—Si alguno de mis hijos nos abandona, que sepa que nos traiciona a todos: a Jesucristo, a la       Iglesia, a sus hermanos de la Obra y a todas las almas.

Ver más en: Mentiras y falsas Justificaciones.

Mentiras de Máscara:

He dado en llamar mentiras de máscara, a todas aquellas mentiras encaminadas a ocultar, encubrir y disfrazar sus actividades delictivas. Buscando en Internet las palabras “Opus Dei” se puede comprobar como pretenden inundar mediante mentiras Internet desmintiendo las evidencias que existen contra ellos. Intentan hacer dudar a la población de cual es la verdad, aunque ellos no aportan pruebas documentales. De esta forma calumnian a sus víctimas al intentar dejarlos como mentirosos.

También he comprobado que tienen numerosos “activistas” que se infiltran en foros y grupos de Internet, con el objeto de intentar ridiculizar a quienes denuncian al Opus. Por ejemplo, en más de una ocasión he visto a gente que afirmando no ser del Opus, dicen conocer al Opus en “profundidad” y lo defienden a capa y espada, intentando dejar a la víctima como alguien desequilibrado que no merece la menor credibilidad.

Sus mentiras de máscara les permiten infiltrarse hasta en partidos supuestamente de izquierdas, como sugiere este texto extraido de un artículo de El País y que, de cualquier forma, es muy sospechosa la figura de “socialistas Católicos” en la dirección de un partido con una base que lucha por una sociedad laica. Ver figuras como Francisco Vázquez. y su sospechosa conducta socialista.

Socialistas también

No hay constancia (aunque sí algunos rumores) de comunistas o socialistas miembros de la Obra. Quizá un ex alcalde socialista de una ciudad próxima a Madrid. Sólo es sabido, y él no lo oculta, que los hijos del alcalde de A Coruña, Francisco Vázquez, estudiaron en centros de la Obra. Su hijo pasó por la Universidad de Navarra y hoy trabaja en su clínica universitaria como médico. ‘Yo no soy del Opus, pero soy creyente, católico y practicante’, afirma. ‘Y he querido que mis hijos tuvieran una educación que cubriese también los valores éticos y universales propios de la fe católica. El Opus Dei, en mi opinión y la de mi mujer, reúne la condiciones para ofrecerla’. Imposible hallar un comentario más favorable en todo el espectro de la izquierda. El portavoz de la Obra se limita a señalar: ‘Donde pueda estar un católico, puede estar un miembro del Opus Dei”.   Fuente El País

En la actualidad el PSOE tiene un secretario general, Pedro Sanchez, que tiene un máster en liderazgo público por la escuela de negocios de la universidad del OPUS DEI de Navarra, ha sido miembro de la Asamblea General de Caja Madrid durante la etapa en la que Miguel Blesa estuvo al cargo de la entidad, y bajo su mandato, el PSOE se ha aliado con la derecha europea, permitiendo a las multinacionales estar por encima de los Estados y de la soberanía de los parlamentos nacionales.

Mentiras de Sedición:

Se sabe que los miembros del Opus tienen una obediencia ciega a la secta, de forma que la fidelidad a esta secta está por encima de todo y por supuesto por encima del Estado. Por esta razón, el hecho de que un miembro del Opus Dei ocupe un cargo público, es en principio un peligro potencial. Esto se entiende porque una secta atiende a intereses privados y el Estado por ley debe de tener un interés público.

Según el artículo 544 del Código Penal:

Son reos de sedición los que, sin estar comprendidos en el delito de rebelión, se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las Leyes o a cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el legítimo ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales”.

Se sabe que el Opus está interesado desde tiempos de Franco en reclutar funcionarios del Estado al más alto nivel. En el momento que se intenta hacer miembro de una secta a un funcionario que se debe al interés público y no privado, se está cometiendo, a mi entender,  un delito de sedición. Entiendo que una secta que ha demostrado de forma reiterada usar la mentira sin ninguna clase de escrúpulos para conseguir sus fines, debe de usar la mentira para conseguir adeptos en el Estado, o bien colaborar en fraudes al Estado. Al posible uso de estas mentiras las he dado en llamar mentiras de sedición.

Es conocido que el miembro del Opus Dei Federico Trillo, está a la cabeza de un escándalo que le costó la vida a decenas de militares españoles. La causa, una malversación de dinero público donde se estafaba al Estado, presumiblemente por cada uno de los vuelos que durante años transportaron  tropas españolas, a costa de arriesgar la vida de los militares. A pesar de haberse descubierto el fraude, los funcionarios, tanto del Ministerio de Defensa implicados, como los jueces competentes para perseguir los delitos, han impedido mediante mentiras el esclarecimiento de los hechos, que en definitiva, se trata de un fraude al Estado para beneficio de particulares. En mi opinión,  las mentiras que se sabe que funcionarios han dicho para conseguir la impunidad de los verdaderos responsables, constituyen un acto de traición (ver caso Yak-42). La sedición trae como consecuencia asolar al país con total impunidad evadiendo inmensas fortunas a paraisos fiscales.

Se sabe que el Opus está implicado en golpes de Estado (ver Golpes de Estado).  Esto también conlleva delitos de sedición. En mi opinión, las mentiras más peligrosas son las que pueden hacer creer a funcionarios de la necesidad de un golpe de Estado, cuando el Estado no se somete a los intereses del Opus Dei, confundiendo los intereses del Estado con los intereses de la secta.

Fuente: http://www.elespiadigital.com/index.php/tribuna-libre/10932-opus-dei-y-herencias

Anuncios

Un comentario sobre “El Opus Dei y la mentira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s