La conexión Jesuita con al asesinato de Abraham Lincoln II.

Chíniquy conoció a Lincoln en su habitación : “Mi querido señor Chíniquy”, dijo Lincoln, “aunque espero, mañana, para destruir el testimonio del Sr. Lebel en contra de usted, debo admitir que veo grandes peligros por delante no hay la menor duda de que cada palabra que ha dicho es una mentira jurada;.. por mi miedo es que el jurado piensa diferente soy un muy buen juez en estos asuntos. siento que nuestros miembros del jurado piensan que son culpables Sólo hay una manera de destruir a la perfección el poder de un testigo falso -. es por otro testimonio directo en contra de lo que ha dicho, o mostrando de sus mismos labios que ha perjurado a sí mismo. no pude hacer que la noche anterior, aunque he disminuido, en gran medida, la fuerza de su testimonio. no se puede probar una coartada, o puede no presentar testigos que estaban allí en la misma casa ese día, que sería rotundamente y contradicen directamente lo que su enemigo implacable ha dicho contra ti? “

Yo (Chíniquy) le respondí: “¿Cómo puedo tratar de hacer tal cosa cuando han sido lo suficientemente astuto como para no fijar la misma fecha del presunto delito contra mí?”

Estás en lo correcto, que tiene toda la razón, el Sr. Chiniquy,” respondió el Sr. Lincoln “, ya que se han negado a precisar la fecha, no podemos probar eso. Nunca he visto dos de estos pícaros hábiles como los dos sacerdotes. Hay realmente una habilidad diabólica en el plan han inventado para su destrucción. es evidente que el obispo está en la parte superior de la trama. ¿recuerdas cómo me ha obligado Lebel confesar que estaba ahora en los términos más amistosos con el obispo de Chicago, ya que se ha convertido en el jefe de sus acusadores? Aunque yo no renuncio a la esperanza de que el rescate de las manos de sus enemigos, no me gusta ocultar que tengo varias razones para temer que serán declarados culpable y condenado a una multa, o puesto en el centro penitenciario, aunque estoy seguro de que es perfectamente inocente. es muy probable que vamos a tener que enfrentarnos a la hermana de Lebel mañana. Su enfermedad es probablemente una finta, con el fin no aparezca aquí, salvo cuando el hermano habrá preparado la opinión pública a su favor. En todo caso, si ella no viene, van a enviar algo de juez de paz para obtener su declaración judicial, que será más difícil de refutar que sus propias declaraciones verbales. Esa mujer es, evidentemente, en las manos del obispo y su hermano sacerdote, listo para jurar cualquier cosa que su orden, y sé nada tan difícil como para refutar tales testimonios femeninos, sobre todo cuando están ausentes de la corte. La única manera de estar seguro de un veredicto favorable por la mañana es, que Dios Todopoderoso este de nuestra parte y muestre su inocencia! Ir a él y rezar, porque sólo Él puede salvarte.” El Sr. Lincoln fue muy solemne cuando se dirigió esas palabras a mí, y se fueron muy profundamente en mi alma.

A menudo me han preguntado si Abraham Lincoln tenía alguna religión? Pero nunca tuve ninguna duda acerca de su profunda confianza en Dios, ya que he oído esas palabras que caen de sus labios en esa hora de la ansiedad. Yo no había sido capaz de ocultar mi profundo malestar. lágrimas ardientes estaban rodando por mis mejillas cuando estaba hablando, y había en su rostro la expresión de simpatía de usar que nunca olvidaré. Sin ser capaz de decir una palabra, lo dejé ir a mi pequeña habitación. Eran casi las once en punto. Cerré la puerta y caí de rodillas a rezar, pero yo era incapaz de decir una sola palabra. Las calumnias horribles juradas arrojados a la cara por un cura de mi propia iglesia sonaban en mis oídos! mi honor y mi buen nombre tan cruelmente y destruidos para siempre! todos mis amigos y mis queridas personas cubiertas con una confusión eterna! y más que eso, la sentencia de condena que probablemente era que se lanzó contra mí al día siguiente, en presencia de todo el país, cuyos ojos estaban sobre mí! ~ de Charles Chiniquy ; Cincuenta Años en la Iglesia de Roma.

Desde las 23:00 a las tres de la mañana, Charles Chiniquy clamó a Dios en busca de ayuda en la sollozando en la oración. Su difícil situación contra un enemigo tan poderoso como los falsos testigos, creados por la diócesis de Chicago, parecía tan oscuro. Empezó a pensar que tal vez Dios le había abandonado. A las tres de la mañana, Chíniquy respondió un golpe en su puerta … fue Abraham Lincoln, que exclamó: “¡Ánimo, Sr. Chiniquy, tengo los sacerdotes perjurado en mis manos. Su plan diabólico es todo lo conocido, y si no se vaya volando antes del amanecer del día, que seguramente van a ser linchados. Bendice al Señor, usted esta a salvo! ”

Los periódicos en Chicago fueron rápidos para imprimir de muerte inminente de Chíniquy. La noticia de que Chíniquy sería colgado emocionó a los católicos que no tiene fin. Uno de los papeles fue comprado por un amigo llamado Chíniquy Terrien, cuya esposa, Narcisse, reveló que dio a luz a un falso testimonio contra el cura. Ella estaba muy enfermo y no podía hacer el viaje a Urbana, pero dijo a su marido que otra mujer, la señorita Philoméne Moffat, estaba con ella cuando ocurrió el hecho. Se precipito’ la señorita Moffat al juzgado de inmediato y se relacionan cómo Lebel había ofrecido su hermana 160 acres si perjuraba a sí misma en testimonio contra Chíniquy. ¡Está hecho!

Lebel, sabiendo que estaría expuesto, retiró los cargos contra Charles Chiniquy. Abraham Lincoln no permitió que los sacerdotes salieran ilesos durante sus declaraciones de cierre. Se completa y claramente establecido a sí mismo contra los poderes jesuitas cuando la fuerza dijo “Mientras Dios me dé un corazón para sentir, un cerebro para pensar, o una mano para ejecutar mi voluntad, me dedicaré contra ese poder que ha intentado utilizar el machinary de los tribunales para destruir los derechos y el carácter de un ciudadano estadounidense“.

Los costos de la batalla legal:

Después de que la emoción se calmó, Chíniquy preguntó hasta qué punto era el coste por sus servicios legales. Ahora vamos a leer la respuesta del Sr. Lincoln según lo dicho por Chíniquy:.. “Mi querido Sr. Chiniquy, me siento orgulloso y honrado de haber sido llamado para que lo defienda, pero lo he hecho menos como abogado que como un amigo El dinero que debe recibir de usted le quitan el placer que siento al haber luchado su batalla. su caso es único en toda mi práctica. Nunca he conocido a un hombre perseguido tan cruelmente como lo han sido, y que se lo merece tan poco. sus enemigos son demonios encarnados. la trama que habían urdido en contra de usted es la más infernal que he conocido. Sin embargo, la forma en que han sido salvados de sus manos, la apariencia de que la joven e inteligente señorita Moffat, que fue realmente enviado por Dios en la hora de necesidad, cuando, lo confieso nuevo, pensé que todo estaba a punto de perder, es uno de los sucesos más extraordinarios que he visto me hace recordar lo que demasiado a menudo olvidado, y lo que mi madre me contó muchas veces cuando el joven -. que nuestro Dios es un Dios que oye las oraciones “.

Este buen pensamiento, sembrado en mi joven corazón por la mano de esa querida madre, era sólo en mi mente cuando te dije, ‘ir a rezar, sólo Dios puede salvarte. ” Pero te confieso que yo no tenía suficiente fe para creer que su oración sería tan rápida y tan maravillosamente contestado por la aparición súbita de esa joven interesante, anoche. Ahora hablemos de lo que me debes. ¡Bien! – ¡Bien! – ¿Cuánto me debes? Me debes nada! pues supongo que está bastante estropeado. Los gastos de dicha demanda, lo sé, debe ser enorme. Sus enemigos quieren arruinar. Voy a ayudar a que terminen su ruina, cuando espero tener el derecho a ser puesto entre las más sincero y dedicado de tus amigos? “

Tienes razón,” Yo (Chíniquy) le respondí; “Usted es el amigo más fiel y más noble que Dios nunca me dio, y yo estoy casi arruinado por mis enemigos, pero usted es el padre de un muy gran familia;. Debe apoyar sus gastos de viaje en los próximos dos veces aquí para mí de Springfield. ; sus facturas de hotel durante los dos términos que me has defendido, deben ser muy considerable no se trata sólo de que usted debe recibir nada a cambio por dichos trabajos y gastos “.. “¡Bien bien!” él respondió: “Yo te daré un pagaré que mevas a firmar.” Tomando luego un pequeño trozo de papel, escribió:

Urbana, May 23, 1853

Debido A. Lincoln cincuenta dólares, por el valor recibido.

C. Chiniquy

Después de leerlo, le dije, “Estimado Sr. Lincoln, se trata de una broma. No es posible que le pida a sólo cincuenta dólares por los servicios que merece la pena por lo menos dos mil dólares.” Luego me dio un golpecito con la mano derecha sobre los hombros y dijo: “Firma eso, es lo suficientemente voy a pellizcar algunos hombres ricos para eso, y hacerles pagar el resto del ticket” y él se echó a reír.

Cuando Abraham Lincoln escribio la factura de la deuda, la relajación de la gran tensión en mi mente, y la gran bondad de mi benefactor y defensor sobre mi cargo fue tan poca por este tipo de servicio, y el terrible presentimiento de que iba a pagar con su vida lo que había hecho por mí me hizo romper en sollozos y lágrimas.

Como el Sr. Lincoln había terminado de escribir la debida factura, se volvió a mí y dijo: “Padre Chiniquy, ¿por qué estás llorando? ¿no debiera ser el hombre vivo más feliz? Ha golpeado a sus enemigos y ganado la más gloriosa victoria, y que saldrá de todos sus problemas en el triunfo”.

Estimado Sr. Lincoln”, respondí, “me permite decir que la alegría que debería sentir, naturalmente, de tal victoria es destruida en mi mente por el miedo a lo que le puede costar. Había entonces en la multitud no menos de diez o doce jesuitas de Chicago y St. Louis, que llegaron a escuchar mi sentencia de condena a la cárcel. Pero fue en la cabeza que ha traído los truenos del cielo y la tierra! Nada se puede comparar con la expresión de su rabia contra ti, cuando no sólo me arrancó de sus manos crueles, pero que estaban haciendo las paredes del temblor corte casa bajo la denuncia horrible y sobrehumanamente elocuente de su infamia, malicia diabólica, y la falta total de principios cristianos y humanos, en la trama que se habían formado para mi destrucción. lo que preocupa a mi alma ahora y saca las lágrimas, es que me parece que he leído su sentencia de muerte en sus ojos diabólicos. ¿Cuántos otros nobles víctimas ya han caído a su pies!

~ The Supressed Truth About the Assassination of

No estoy llorando por mí, sino por usted, señor van a matar;. Y deja que te dice esto, si yo estuviera en su lugar y en la mía, sería mi único, mi deber jurado, para tomar su la vida a mí mismo, o encontrar un hombre para hacerlo “Abraham Lincoln -quoting Chas. Chiniquy speaking to Abe Lincoln after the trial in Urbana May 23rd, 1853- (referring to the Jesuit Oath.)

El trató de desviar mi mente, en un primer momento, con una broma: “Firme esto,” dijo él, “será mi sentencia de muerte.” Pero después de haber firmado, se volvió más solemne, y dijo: “Yo sé que los Jesuitas nunca olvidan ni abandonará. Pero el hombre no tiene que preocuparse de cómo y dónde se muere, a condición de que muera en el puesto de honor y el deber”, y se fue yo. ~ Cincuenta Años en la Iglesia de Roma-Chas. Chíniquy

La siguiente cita respalda lo temían Lincoln y Chíniquy: Charles Sauvestre (según la traducción de Edwin A. Sherman) escribió “... En cualquier lugar del mundo católico jesuita es insultado o se resistió, por insignificante que sea, él está seguro de ser vengado, – y esto lo saben“.

John Wilkes Booth-Acto primero:

En este momento, presentamos a John Booth, un popular actor de teatro, que no nació un católico romano, pero en 1860 ya había comenzado a convertir a esa religión. En 1860, fue iniciado en los Caballeros del Círculo de Oro, una organización laica católica. Los Caballeros del Círculo de Oro “estaban comprometidos con la preservación de la esclavitud en las tierras que bordean el mar Caribe – el llamado” Círculo de Oro”. El sello de los caballeros contó con una cruz similar a la cruz de malta utilizada por los antiguos caballeros de Malta“. Un libro, publicado en 1866, llamado La Gran Conspiración nos habla de esto y cita a los siguientes extractos de una carta de la mano de J. W. Stand para una persona desconocida, posiblemente, un aliado de los Jesuitas (cuyas cartas a cambio sólo se firmaron “Veritas”, que es “verdad” en América … el lenguaje de los sacerdotes jesuitas.).

Estimado señor: La KGC tenía una reunión; fui iniciado …. Me dicen que Lincoln, el maldito amante de corazón de pollos negros, tal vez será inagurado, pero desean de todo corazón,” Eso nunca lo verá el sol de mañana . ‘ …. Una cosa está muy clara en mi opinión, el Sur debe tomar algún paso decisivo. El debe lanzar una bomba en sus mano del enemigo que será sembrar el terror y consternación donde quiera que va. Ya sabes lo que quiero decir, por lo que no te sorprendas.

Atentamente suyo, John Wilkes Booth “.

Chíniquy habla del Complot Jesuita:

¡GUERRA! El disparo de salida de la rebelión confederada resonó el 12 de abril 1861 El presidente solamente fue proclamado un mes después de Lincoln de los Estados Unidos, 4 de marzo de 1861. Este primer disparo a Fort Sumpter fue despedido por el general Beauregard, que profesaba la religion católica y provenía de una familia muy conocida de los jesuitas. Los Estados Confederados de América se preparaba para la guerra y su líder, Jefferson Davis había sido dado la bendición del Papa a ser su nuevo presidente. El papado quería destruir el gobierno estadounidense y la estrategia de “dividir y conquistar” era una herramienta probada y verdadera. Además, la Iglesia Católica, después de todo, beneficiada enormemente de la trata de esclavos y tenía sur para proteger su interés de esta charla de potencialmente liberar a los esclavos en América.

Un atentado contra la vida de Lincoln ya había sido frustrado en su viaje a Philadelpia, a través de Baltimore, para su primera inauguración. Usted ve, Lincoln sabía que Washington estaba infiltrado por “traidores” al gobierno y no perdió tiempo para erradicar a estos asesinos nacionales y reemplazándolos con los hombres de su confianza. El papado no podía tener sus planes descarrilados en esta etapa del juego fue ideado un plan para matar a Lincoln en su parada en Baltimore. Un hombre romanista profeso, un italiano barbero de profesion, iba a apuñalar a Lincoln con una daga mientras estaba sentado en su carro, ya que se retiraría de la estación. Este malvado complot fue descubierto y Lincoln cambió su itinerario, tomando un tren anterior acompañado por William H. Pinkerton, jefe de la agencia de detectives del mismo nombre. Pero esto era sólo el primer intento conocido y sería, por desgracia y seguramente, no será la última.

La próxima vez que Chíniquy vea a Lincoln fue en agosto de 1861. Chiniquy había aprendido de un sacerdote católico, a quien había invitado a abandonar los errores del papismo, que había una trama entre los jesuitas para asesinar al presidente y fue a ver su amigo para advertirle.

Lincoln lo saludó: “Estoy muy contento de volver a encontrarnos”, dijo: “ve que sus amigos, los jesuitas, todavía no me mata pero tendrían seguramente hecho cuando pasé por su ciudad más devotos,… Baltimore, si no hubiera vencido sus planes, al pasar de incógnito unas pocas horas antes de que me espera tenemos la prueba de que la empresa que ha sido seleccionada y organizada para asesinar me iba guiado por un rabioso católico, llamado Byrne; casi lo fue, compuesto en su totalidad por católicos romanos; más que eso, había dos sacerdotes disfrazados entre ellos, para dirigir y animarles, siento tener tan poco tiempo para verte, pero no voy a dejarte ir antes de que le dice que, unos pocos hace días, vi al Sr. Morse, el inventor de la telegrafía eléctrica: me dijo que cuando estaba en Roma, no hace mucho tiempo, se dio cuenta de las pruebas de una conspiración más formidable contra este país y todas sus instituciones, lo es. evidente que es a las intrigas y emisarios del Papa que nos debemos, en gran parte, una horrible guerra que amenaza con cubrir el país con sangre y ruinas.

Siento que el profesor Morse tuvo que salir de Roma antes de que pudiera saber más sobre los planes secretos de los Jesuitas contra las libertades y la existencia misma de este país. Pero ¿Sabe usted que yo quiero que usted tome su lugar y continuar esa investigación? mi plan es adjuntarle a la embajadora de Francia, como una de las secretarios. En esa posición honorable va a ir de París a Roma, donde se puede encontrar, a través de las direcciones de Morse, una oportunidad de reunión los hilos rotos de sus investigaciones. ‘Se necesita un griego para luchar contra un griego. A medida que han pasado veinticinco años, un sacerdote de Roma, yo no conozco a ningún hombre en los Estados Unidos por lo que conoce bien como lo es con los trucos de los jesuitas, y en el afecto de quien mejor podía confiar. Y cuando, una vez en el personal de mi embajador, incluso como una de las secretarias, puede ser que usted no pronto a sí mismo convertido en el embajador? estoy en la necesidad de los cristianos en todos los departamentos del servicio público, pero más en esas posiciones altas. ¿Qué opinas ¿de eso?”

.. “Mi querido Presidente,” me respondió, “Me siento abrumado por su amabilidad Seguramente nada podría ser más agradable para mí que para conceder nuestra petición El honor desea conferir a mí es muy por encima de mis méritos: pero mi conciencia me dice que no se puede renunciar a la predicación del Evangelio a mis compatriotas canadienses franceses pobres, que aún se encuentran en los errores del papismo. Porque yo estoy a punto el único que, por la Providencia de Dios, tiene una influencia real sobre ellos. estoy , sin duda, el único que los obispos y sacerdotes parece que temer en ese trabajo. los numerosos intentos que han hecho para quitarme la vida son una prueba de ello. Además de eso, aunque considero que el actual Presidente de los Estados Unites muy por encima de la emperadores de Francia, Rusia, y Austria, muy por encima de los reyes más grandes del mundo, siento que soy el siervo, el embajador de Uno que es tanto por encima incluso del bien y el gran presidente de los Estados Unidos como los cielos son más la tierra. apelo a su propia cristiana y sentimientos honorables saber si puedo abandonar el uno para el otro “.

El Presidente hizo muy solemne, y respondió: “¡Tienes razón tienes razón No hay nada tan grande bajo el cielo, como ser el embajador de Cristo.” ~ Cincuenta Años en la Iglesia de Roma-Chas. Chíniquy

La trama se Agranda:

Que yo no soy miembro de ninguna iglesia cristiana, es verdad

~A. Lincoln – 1846, justo antes de su elección a la Cámara de Representantes.

Continuamos este relato en primera persona por Charles Chiniquy, amigo del Presidente de la Unión:

Al día siguiente estaba, a la hora señalada, con mi noble amigo, quien dijo: “Yo no podía dar más de diez minutos de ayer, pero te daré veinte días Quiero que sus puntos de vista sobre una. lo que es muy desconcertante para mí, y usted es la única a la que me gustaría hablar sobre ese tema. un gran número de documentos de demócratas ha sido enviada a mí últimamente, evidentemente, escrito por los católicos romanos, publicación que nací un romano-católico, y bautizado por un sacerdote me llaman un renegado, un apóstata, a causa de que; y se apilan en mis montes cabeza de abusos al principio me reí de eso, porque es una mentira Gracias a Dios, nunca he sido católico romano. Ningún sacerdote de Roma ha establecido nunca su mano sobre mi cabeza. Pero la persistencia de la prensa romana para presentar esta falsedad a sus lectores como una verdad del evangelio, debe tener un significado. por favor, dime, como más brevemente posible, lo que usted piensa acerca de eso “.

Mi querido Presidente,” me respondió, “era sólo esta extraña historia publicada sobre usted, que me trajo aquí ayer me quería decir una palabra al respecto;. Pero estaban demasiado ocupados Déjeme decirle que lloré como un niño cuando leí esa historia por primera vez para, no sólo mi impresión es que se trata de su sentencia de muerte; pero no tengo de los labios de un sacerdote convertido, que es el fin de excitar el fanatismo de los asesinos católicos romanos, a los que esperan encontrar tarde o temprano, a la huelga abajo, sino que han inventado esa falsa historia de su ser nacido en la Iglesia de Roma, y de su ser bautizado por un sacerdote que quieren, por eso, la marca de su. cara con la marca ignominiosa de la apostasía. no hay que olvidar que, en la Iglesia de Roma, un apóstata es un marginado, que no tiene lugar en la sociedad, y que no tiene derecho a vivir. ~ Cincuenta años en la Iglesia de Roma-Chas . Chíniquy

 

¿Quién podría ser suficiente como para no admitir que, cuando un tirano ha puesto en peligro una nación, todos los medios son legales para emitir su yugo simple. (The R. F. Jesuit Marianna-De Rege.) excerpted from Jesuitism Unvailed by Claude Pirat 1851 AD

Es de fe que el Papa tiene el derecho de deponer reyes herejes y rebeldes. Reyes por lo depuesto por el Papa se convierten en tiranos notorios, y puede ser matados por el primero que puede llegar a ellos. Si la causa pública no puede cumplir con su defensa en la muerte de un tirano, es legítimo que el primero que llega, para asesinarlo “.****Suarez, Defensio Fidei; Book VI. c. 4, Nos. 13, 14

El Papa tiene derecho a pronunciar sentencia de deposición contra cualquier soberana cuando lo requiera el bien de la Orden espiritual.****Brownson’s Review, 1849

Chíniquy continuó “Los jesuitas quieren a los católicos hacer creer que usted es un monstruo, un enemigo de Dios y de su Iglesia, que es un hombre excomulgado. Por cada apóstata es, ipso facto (por lo mismo) excomulgados. Y han llevado a que la teología de uno de los más instruidos y aprobado de los jesuitas de su tiempo, Busembaum, que, como muchos otros, dicen que el hombre que va a matarte va a hacer una obra buena y santa. Más que eso, aquí hay una copia de un decreto de Gregorio VII, proclamando que el asesinato de un apóstata, o un hereje y excomulgado, a medida que se declaran, no es asesinato;. o mejor dicho, que es un bien, una acción cristiana. Ese decreto se incorpora al derecho canónico, que deben estudiar todos los sacerdotes y de todo buen católico debe seguir.

Mi querido Presidente, he de repetir que aquí lo que dije cuando en Urbana en 1856. Mi temor es que va a caer bajo los golpes de un asesino Jesuita si usted no presta más atención de lo que usted ha hecho hasta ahora, a protegerse recuerde que debido a Coligny era un hereje, como es, que fue brutalmente asesinada en la noche de San Bartolomé, que Enrique IV fue apuñalado por el asesino jesuita, Revaillac, 14 de mayo, 1610, por haber dado la libertad de la conciencia de su pueblo, y que Guillermo el Taciturno fue muerto a tiros por otro asesino jesuita, llamado Girard, por haber roto el yugo del Papa. la Iglesia de Roma es absolutamente igual a día como estaba entonces, que cree y enseñar a día, como entonces, que ella tiene el derecho y que es su deber de castigar con la muerte cualquier hereje que se encuentra en su camino como un obstáculo para sus diseños. la unanimidad con que la jerarquía católica de los Estados Unidos está del lado de los rebeldes es una evidencia irrefutable de que Roma quiere destruir esta república, y como eres, por tus virtudes personales, tu popularidad, tu amor por la libertad, la posición, el mayor obstáculo para los planes diabólicos, se concentra su odio sobre ti; usted es el objeto cotidiano de sus maldiciones; que está a su mama van a dirigir sus golpes. Mis sangre circula como escalofríos en las venas al contemplar el día y que puede deberse, más pronto o más tarde, cuando Roma se sumará a todas sus otras iniquidades del asesinato de Abraham Lincoln.

Fuente: http://www.truthontheweb.org/abe.htm

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s